III Trail por etapas Tierra de Dinosaurios


ALGUNOS CONSEJOS PARA EL CORREDOR

Correr una Trail por etapas son palabras mayores. Tómatelo con seriedad y afronta este desafío con la máxima seguridad y preparación posible.

Una Trail no consiste en solo llegar en el tiempo marcado sino en disfrutar de la montaña y vivir una aventura, una experiencia única llena de sensaciones, esfuerzo, motivación, sacrificio… No te fijes solo en el crono y sal a disfrutar. Aquí tenemos algunas de las recomendaciones que debes seguir si quieres terminar con éxito esta carrera.


Entrena, entrena, entrena

Está claro que una Trail por etapas exige mucho más sacrificio que otras carreras de un solo día. Por eso, debes ser constante en los entrenamientos y venir preparado con tu plan de entrenamiento personal adaptado a tu cuerpo y tus condiciones físicas. Por ello, solo entrenar, entrenar y entrenar es el secreto, así que no te despistes y prepara al máximo esta carrera porque va a exigir que des el máximo de ti y para eso tienes que estar fuerte


Participa en otras carreras

No participes en una Trail por etapas sin antes participar en otras de similares características y recorridos de al menos un día. Entrenar es importante pero, en este caso, no es suficiente para asegurar que termines con éxito esta carrera de dos etapas. Así que mira el calendario de tu Ciudad y Comunidad Autónoma o cercanas, y apúntate en otras carreras que se desarrollen por terreno parecido para preparar esta Trail por etapas de media Montaña.


Trabaja tu cuerpo y tu mente

Todos corremos por un motivo, algo que nos impulsa a seguir cuando parece que las piernas no responden o que te quedas sin respiración. Debes saber administrar tu motivación durante tantas horas y, sobre todo, en momentos de flaqueza en soledad. Busca tu motivación personal y mantenla toda la carrera por que será tu impulso fundamental.


Corre a un ritmo adecuado

No salgas como el correcaminos, la carrera es muy larga y necesitas repartir tu energía. Empieza suave y ve progresando poco a poco a medida que avanza la carrera. Correr a un ritmo cómodo hará que administres tu energía y no te desgastes en la primera etapa. En una carrera de larga distancia debes olvidarte del tiempo y disfrutar de la experiencia siguiendo tu cuerpo y tus sensaciones. No te obsesiones con el ritmo y los tiempos. Despacio llegaras más lejos y en mejores condiciones.


No te olvides del equipo

En las carreras de larga distancia no puedes olvidarte del equipo necesario para afrontarla con seguridad. Prepara con tiempo el material con que corremos la carrera y, por supuesto, entrena con él para acostumbrarte a la carga y llevar algo contigo al correr. Pequeña mochila de agua, cinturones de hidratación…elige bien el equipo que vas a llevar contigo y practica antes con él. No escatimes en material de montaña, sobre todo en zapatillas y mochila, que son imprescindibles para nuestra comodidad. Asesórate sobre lo que necesitas y cuáles son los productos que mejor se adaptan a ti.


Come y bebe a tiempo

La alimentación y la hidratación son fundamentales en una carrera de larga distancia: Debes permanecer siempre hidratado y con la energía necesaria para afrontar este reto y no desfallecer por el camino a causa de mareos, nauseas, o calambres que pueden hacer acabar antes de tiempo tu sueño de llegar a meta. Debes ser meticuloso en el procedimiento de hidratación y alimentación en carrera y no esperar hasta que el cuerpo te lo demande porque puede ser demasiado tarde. Marca en tu preparación previa tus puntos de alimentación e hidratación y estate atento en carrera a seguirlos con precisión.


Sigue consejos sabios

Cada corredor es diferente y sigue sus propios métodos de preparación de carreras, pero siempre hay algunos trucos y consejos que te pueden venir bien si vienen de otros corredores más veteranos que ya están curtidos en este tipo de carreras. Escucha sus consejos y adáptalos a ti para intentar sacar el máximo partido a sus experiencias. Sin duda aprenderás mucho y te ayudaran a preparar la carrera de forma más práctica.


Infórmate de la prueba en la que vas a participar

Un corredor debe saber a dónde va: desnivel, estudio avituallamientos, y características del terreno (trialeras, sendas, caminos forestales,…) aunque la organización dispone de avituallamientos siempre es importante llevar algún producto energético de emergencia en la montaña. Debe saber que en la montaña hay zonas donde se pierde la cobertura. A pesar de ser una prueba de media montaña no subestimes nunca a la montaña. El escenario puede cambiare en cuestión de minutos. Ve preparado para todo. Infórmate del clima que hará y toma todas las medidas de precaución que consideres (nunca serán demasiadas). Trata de dormir bien los días previos a la prueba, y entre etapa y etapa, ya que justo la noche de antes los nervios a veces nos juegan una mala pasada y no nos dejan descansar como debiéramos.


Respeta el medio ambiente

Se debe respetar la naturaleza. Nunca se debe tirar botellas, el plástico de la barrita energética en la naturaleza…excepto en los lugares habilitados a ello, o en los puntos kilométricos marcados (donde pasará posteriormente la organización a recoger las balizas). Nunca tratar de justificarse diciendo que no hay papeleras en el monte.